Y eso del ‘big data’, ¿qué es?

Cuando algo está de moda, qué pesados nos ponemos!! Noticias, artículos, conferencias, libros… De todo para darle vueltas al concepto ‘estrella’. Ahora, el ‘big data’ es el rey. Pero, ¿qué es eso de big data?

 

Qué es el big data

 

1# Qué es el big data?.-

Aunque parezca absurdo, es justo lo que significa: grandes datos. En realidad, es más que grande. Es mejor decir masivo. Te cuento:

Se llama «Big Data» a la gran cantidad de datos que se recogen y manejan de manera masiva, utilizando sistemas especiales de tratamiento de información.

A continuación te explico los conceptos que se usan en la definición principal:

 

¿Datos masivos?

Todos los datos que te puedas imaginar se recopilan y se analizan prácticamente a tiempo real. Por ejemplo, cuántas personas hay en un sitio concreto en un momento exacto, qué número de usuarios de telefonía móvil mandan mails a las 3 de la madrugada desde su smartphone o la cantidad de veces que miramos el móvil al día.

 

¿Sistemas especiales de tratamiento de información?

Son tantísimos los datos los que se recogen, que es totalmente imposible analizarlos con las máquinas y sistemas que conocemos. Piensa en la capacidad de tu disco duro. ¿500 megas? ¿1 tera? Pues estamos hablando de miles de millones de terabytes al día. Una locura.

 

¿Cómo se obtienen dichos datos?

De muchas maneras: del contenido que publicamos en las redes sociales, de los movimientos de mails que enviamos, de los dispositivos que tenemos conectados con geolocalización, de los clicks que hacemos, de los radares de las carreteras o de las veces que entramos en un centro comercial.

Por ejemplo, si esta noche salgo después de trabajar, voy paseando a un restaurante italiano, llamo mientras por teléfono a mis padres, me encuentro allí con mi marido, nos ponemos las botas de pizzas y volvemos a casa en taxi, en alguna parte se tomarán estos datos:

Mujer de treintaypico, pasa andando por tal esquina, aminora el paso para ver nosequé escaparate, habla mientras por el móvil, usa 0,37mb de datos de internet para colgar una foto en Instagram, está 2 horas cenando, en las cuales desconecta el teléfono, paga con tarjeta de crédito y pilla un taxi en tal calle para volver a casa.

 

2# Qué procesos se llevan a cabo?.-

De manera resumida y fácil, se hace lo siguiente con los datos:

  1. Se recopilan los datos. Por supuesto, cumpliendo con la normativa de protección de datos.
  2. Se almacenan de manera ordenada para poder tratarlos.
  3. Se procesan dichos datos, es decir, se gestionan de manera que puedan obtenerse resultados.
  4. Se analiza la información: este es el objetivo de todo el proceso, sacar conclusiones a partir de los datos.

 

3# Qué se hace con la información?.-

Ya sabemos qué es el big data y cómo se tratan los datos, pero, ¿para qué sirve todo esto?

Pues para casi todo. Las conclusiones que se obtienen tras analizarlo todo sirven para tomar decisiones estratégicas y realizar actuaciones específicas. Es como obtener una especie de estudio estadístico, pero con datos reales y a lo gigante.

Te pongo otro ejemplo; si tienes un blog, es habitual que mires las estadísticas para saber qué post tienen más éxito, a qué hora te visitan más lectores o cuáles son las búsquedas más recurrentes. Una vez que tienes esa información ordenada y analizada, decidirás en qué momento del día es mejor publicar y qué temas son los favoritos de tus visitas.

En otros ámbitos específicos, por ejemplo, se puede hacer lo siguiente:

  • Farmacéuticas que, en virtud a nuestros hábitos alimentícios y forma de vida, pueden prever las enfermedades que tendremos dentro de 20 años y se ponen a trabajar en medicamentos para curarlas.
  • Tiendas de moda que abren establecimientos en puntos estratégicos porque saben que su público objetivo pasa por ese lugar concreto en un momento determinado.
  • Empresas de suministro eléctrico que conocen las horas de más consumo y negocian con otras empresas que las subcontratan unos precios más elevados para esas horas.

 

Que todo es recopilable y analizable, no es nada nuevo. Siempre se han tenido en cuenta nuestros hábitos. Lo que varía es que ahora todo es a lo grande y más rápido.

Si es bueno o malo, depende del cristal desde el que lo mires. Yo soy optimista y creo que todo esto nos sirve para mejorar y evolucionar. ¿Qué piensas tú?

Posts relacionados

4 comentarios
  1. Salut Roca 7 mayo, 2015

    Hola,
    Primero decirte que me gustan mucho tus newsletters, escribes claro y facil, muchas gracias.
    Respecto al tema de hoy la verdad es que tengo una mezcla de sensaciones opuestas… Pero la que sobresalta mas es la indignación, indignación porque donde está nuestra intimidad? Tanta ley de protección de datos pero cuando les interesa parece q no exista… Vaya que hacen de nosotr@s lo que quieren… Y esto no me gusta nada…

    Gracias de nuevo por aclarar este tema.
    Salut

    Responder
    • María -Ablogada- 8 mayo, 2015

      Gracias a ti, Salut!

      La cuestión es que los datos que se toman, en teoría, no son datos personales y concretos, sino datos generales en masa (con muchos matices, por supuesto).

      La línea es tan fina que, la verdad, a mí me cuesta a veces verlo claro!!

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *