Diferencia entre marca y derechos de autor

Me llamo María, soy Ablogada y escribo los contenidos de este blog.

Con esta frase de 12 palabras te explico quién soy, cuál es mi marca y de qué soy autora. No está mal, ¿verdad?

Parece sencillo (y realmente lo es), pero en ocasiones hay lío para distinguir si algo se protege como marca o a través de derechos de autor. O cuándo podemos usar el símbolo (R) y cuándo el (c).

No te quedes con la duda, te lo explico en pocas palabras cuál es la diferencia entre marca y derechos de autor.

 

Diferencia entre marca y derechos de autor

 

1# Qué es una marca.-

El signo (imagen, palabra, forma, sonido) que sirve para distinguir en el mercado los productos o servicios de una empresa de los de las demás.

Por ejemplo, CocaCola, Apple, Danone o El Corte Inglés son las marcas que nos ayudan a diferenciar los productos o servicios de esas empresas de las otras del mercado.

La marca es diferente del nombre de la empresa. En muchas ocasiones puede coincidir pero en otras no. Por ejemplo, bajo el paraguas del grupo Inditex se han registrado muchas otras marcas, como Zara, Oysho o Pull&Bear.

También hay profesionales autónomos que se dan a conocer a través de una marca (por ejemplo, yo 😉

Como te expliqué en otra ocasión, es importante registrar tu marca para proteger tu identidad.

Por cierto, el símbolo (R) solo puede usarse cuando has registrado tu marca. Y el símbolo (TM) no existe en España, pero lo veremos en marcas extranjeras cuando están en trámites de registro.

 

2# Qué son los derechos de autor.-

Los derechos de los creadores sobre sus obras literarias y artísticas.

Éstas obras pueden ser desde música, libros o esculturas hasta películas o programas informáticos.

Recuerda que lo que se protege es la expresión de las ideas, y no las ideas en sí.

Lo que se protege es la originalidad a la hora de expresar una idea. No podrás decir que tienes la autoría de la frase «buenos días», porque está claro que no es original. Pero si haces una escultura de piedra con las letras que forman «buenos días», tendrás la autoría de dicha obra.

En este caso, el símbolo (c) se emplea para destacar que los derechos de autor de unos textos o imágenes están protegidos.

 

3# Conclusión: la diferencia entre marca y derechos de autor es…-

– La marca protege nuestra identidad.

– Los derechos de autor protegen lo que hacemos.

 

Es fácil, ¿verdad? Y tú, ¿tienes tu marca registrada?

Posts relacionados

8 comentarios
  1. Unknown 25 febrero, 2016

    Muchas gracias María por toda esta información. Tras leerla, se me plantea una duda: ¿dónde hay que registrar nuestra idea para tener sus derechos de autor? No se si la pregunta está bien expresada… ¿a qué organismo hay que acudir? ¿No se puede poner el símbolo si no has realizado ese trámite?

    Muchas gracias de antemano.
    Un saludo.

    Responder
    • María -Ablogada- 25 febrero, 2016

      Gracias a ti.

      Lo que se registra es la ejecución de la idea, es decir, el libro, el cuadro, la película, etc. Se hace ante el Registro de la Propiedad Intelectual.

      Sobre la (c), en el caso de una web o un blog, por ejemplo, puedes ponerla aunque no esté registrado el contenido.

      Responder
  2. Carmen Al 26 febrero, 2016

    Me asalta una duda a mí también. Si tienes la idea de (me lo invento) hacer un blog o, crear una marca dedicada a recopilar y mostrar información sobre películas de temática western de los años cincuenta. ¿Esa idea tendría que registrarla? ¿Me podrían exigir derechos de autor por exponer información sobre la película en sí… como parte de diálogos, música expuesta, imágenes,… etc?

    Responder
    • María -Ablogada- 28 febrero, 2016

      Hola, Carmen. Son cosas diferentes. Te explico:

      La idea de abrir un blog no la puedes proteger, lo que sí puedes proteger es el blog en sí (el diseño, las fotos, los textos, etc, siempre que sean tuyos, claro).

      Para el contenido que dices, si solo vas a hablar de tu opinión sobre la película, no tienes que hacer nada. Si vas a incluir contenido protegido, debes citar a los autores. Y si es con ánimo de lucro, deberás pedir permiso y, en su caso, abonar el canon que te pidan.

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *