Descubre si estás plagiando

Una pregunta, ¿puedes afirmar rotundamente que tú nunca has copiado nada de nadie? Descubre aquí mismo si estás plagiando.

Imagino que me dirás que no, que tú nunca has copiado la obra de nadie. Pero, piensa de verdad, ¿nunca has publicado en tu blog una imagen sin especificar su autor? ¿Nunca has escrito una frase de otra persona sin poner comillas? ¿Y nunca has publicado en Instagram una foto de un bodegón igualito a la foto que viste de una «instagramer» famosa?

 

Descubre si estás plagiando

 

Hay muchos tipos de plagio y la frontera entre inspiración y copia es demasiado difusa, así que si no te informas bien sobre este asunto, es probable que en algún momento metas la pata. Tranquilidad, porque te voy a aclarar lo importante y nunca más volverá a pasarte.

Para cada tipo de obra -texto, audio, imagen, etc- se dan unas características específicas para descifrar si se ha producido una copia de sus elementos. En este artículo te expliqué la definición de plagio. Como la casuística es interminable, a continuación te detallaré los puntos generales para saber detectarlo (y evitarlo).

Has de tener en cuenta lo siguiente:

 

1# Cuándo hay plagio.-

Hay plagio cuando usas total o parcialmente la obra de alguien sin su permiso como si fuera tuya. Esa obra puede ser una imagen, una melodía o el diseño de un logo.

Sí es plagio:

  • Usar una obra de otro y no nombrar al autor.
  • Emplear contenido encontrado en internet y no citar la fuente.
  • Tomar un artículo y redactar uno nuevo con el mismo contenido pero reescribiendo las frases (parafrasear) y sin decir quién es el autor original.

Como imaginarás, lo más interesante en este punto es que todo el mundo entienda que las obras no se pueden copiar. Tanto si la has llevado a cabo como si estás en ello, si alguien se apropia de tu creación y no aclara que esa es tuya, está incurriendo en plagio.

El problema a la hora de reclamar la autoría de una obra es siempre el mismo: si no lo has registrado, es difícil probar que es tuya. Pero créeme, no es imposible.

 

2# Cuándo NO hay plagio.-

No es plagio cuando usamos ideas propias para realizar una obra original ni cuando recopilamos creaciones de otros autores con su consentimiento, citando las fuentes y dejando claro en todo momento quién es el autor.

No es plagio:

  • Exponer una opinión sobre una obra existente.
  • Realizar una investigación nueva, pero basada en estudios anteriores de otros autores (citando fuentes).
  • Utilizar conocimientos públicos.

Como norma básica y general, no me cansaré de decírtelo: siempre cita la fuente. Y, por supuesto, en caso de duda, pregunta al autor antes, porque será peor si descubre que lo estás plagiando.

 

3# Conocimientos públicos, ¿qué son?.-

La información objetiva a la que se tiene acceso libremente y que es conocida por muchas personas. Puede ser una noticia (la boda de Brad Pitt y Angelina Jolie) o un dato histórico (la fecha de inicio de la II Guerra Mundial).

Un ejemplo de este concepto es este blog. Para redactar los posts utilizo conocimientos públicos. Toda la legislación española es accesible a golpe de click, ya sea en el
BOE o en las diferentes webs de los organismos públicos. Y yo me leo las leyes que correspondan y las expongo a mi manera.

En este caso, mi creación no es la ley, sino el modo que tengo de interpretarla y explicarla por escrito. Eso sí, mis artículos no son conocimiento público, aunque deriven de ellos.

Espero que tengas más claro todo este asunto y, con lo que ahora sabes, haz un repaso y descubre si tú estás plagiando o si otra persona lo hace con tus obras.

 

Por cierto, ¿recuerdas que en el pasado post te dejé dos canciones originales para ver si adivinabas que artistas conocidísimos las habían copiado? Te dejo la solución. Y, por si te lo preguntas, en ambos casos hubo reclamación y se resolvió de modo favorable a los autores originales.

Canción 1.-

 

Canción 2.-

Posts relacionados

4 comentarios
  1. Ursulinska 10 octubre, 2014

    la verdad es que el tema del plagio es complicado…a mí al menos me lo parece…que hay gente que se molesta porque le has "copiado" una receta…que es cierto que mejor poner siempre la "fuente de inspiración" (jejejeje) pero que hay veces que tampoco hay que llevarlo al límite…me refiero al mundillo este blogueril, no a otros ámbitos que en ese caso sí es importante

    Responder
    • María -Ablogada- 10 octubre, 2014

      Si, es muy complicado. Pero, siguiendo tu ejemplo, no es lo mismo poner una receta de tu blog hecha a mi manera, que fusilarte el 70% y publicarlas como mías.

      Además, es como todo, si lo hago de buena fe no me importará decir "hoy hago una versión de la receta de gachas que publicó Ursulinska".

      El problema con el mundillo blogger es que si ven que no te quejas cuando te copian contenido, lo seguirán haciendo hasta el infinito.

      Responder
  2. Patri 11 octubre, 2014

    Yo tengo una duda existencial. Osease que si yo en mi página profesional de una red social cuelgo noticias, vídeos y artículos que me parecen interesantes, además de poner la web de donde lo he sacado, ¿debo poner algo más?

    Responder
    • María -Ablogada- 12 octubre, 2014

      Si lo que cuelgas es un enlace que lleva a la web de origen, ya se vé que no lo has redactado tú, sino que lo que haces es recomendarlo.

      Pero, como regla general, diciendo la web de origen ya lo haces bien.

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *