Si inventas, patenta!

Con el título del post ya te lo dejo claro. Si inventas algo, no tardes y patenta!

 

La importancia de patentar un invento

 

En otras ocasiones hemos hablado del registro de los diseños o marcas. Ahora le toca el turno a los inventos.

Empecemos por el principio.

 

1# Qué es un invento?

Un invento es un objeto, técnica o proceso que tiene características novedosas. Se incluyen creaciones de tipo científico.

Para poder fácilmente demostrar que eres el creador de un invento y tener la posibilidad de prohibir que otras personas o empresas lo fabriquen o comercialicen, debes patentarlo.

 

2# Qué es una patente?

Es el conjunto de derechos que se conceden al inventor para que pueda explotar su invención, siempre a cambio de que la divulgue.

Es decir, como inventor podrás decidir quién puede y quien no puede fabricar y comercializar lo que has patentado, pero a cambio deberás hacer público tu invento.

 

La duración será de 20 años y, para poder patentarla, la invención debe cumplir 3 requisitos básicos:

  1. Que sea nueva.
  2. Que implique una actividad inventiva.
  3. Que tenga una aplicación industrial.

 

OJO! No comercialices el producto ni publiques su existencia antes de patentarlo, ya que dejará de ser una novedad.

Es importante que no confundas una patente con el registro de una obra o un diseño. Según lo que quieras proteger (invento o creación artística), deberás usar uno u otro. Es decir, si creas, registra. Si inventas, patenta.

No son inventos patentables, entre otros:

  • Las obras literarias.
  • Los programas de ordenador.
  • Los descubrimientos científicos.

 

Si haces un pequeño cambio en un invento patentado por otra persona, no te lo aceptarán como patente nueva, ya que se considera un equivalente. Es decir, si tiene la misma función, se utiliza del mismo modo y se consigue el mismo resultado, será un equivalente al invento inicial.

En cambio, si fabricas un instrumento novedoso que sirva para mejorar un objeto existente, en ese caso podrás registrarlo como modelo de utilidad. Este nuevo instrumento deberá tener una estructura que proporcione ventajas para su fabricación y uso. Por ejemplo, una pieza que mejore el motor de un coche o un instrumento quirúrgico que facilite una técnica existente.

Te dejo varios ejemplos concretos de patentes y modelos de utilidad para que veas la diferencia:

 

3# Qué obligaciones tengo si patento?

Básicamente, te obligas a 2 cosas:

  1. Explotar la patente: los inventos patentados deberán fabricarse, es decir, no puedes patentarlo y no hacer nada, sino que tienes la obligación de hacer que tu invención se produzca para que se pueda comercializar y usar. Puedes hacerlo tú directamente o ceder (vender) la explotación a otra empresa. Si no lo haces en el plazo de 4 años desde la presentación de la patente (o 3 desde su publicación) o si estás un periodo de 3 años sin hacerlo, cualquiera podrá obtener licencia para explotarla.
  2. Ponerla en conocimiento: la explicación y los detalles de tu invento patentado deberá estar a disposición de cualquier persona que lo quiera conocer. Según la Oficina Española de Patentes, el titular de la patente deberá describir su invención de modo que un experto medio en la materia pueda ejecutarla.

No olvides que, a pesar de esto, siempre tendrás derecho a que se te reconozca como el inventor.

 

4# Y si no patento, qué pasa?

Que otra persona puede inventar lo mismo o algo parecido y, si lo patenta, podrá prohibirte que lo comercialices.

En ocasiones se mantienen en secreto algunas invenciones para evitar que la competencia las conozca, pero te arriesgas a que alguien se te adelante. Tú decides.

En resumen: para que tus derechos estén protegidos, siempre es mejor registrar. Así que si inventas, patenta.

 

Posts relacionados

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *