ABC de tu empresa: Consigue la guía legal que te ayudará a ahorrar tiempo y dinero

3situacionesenlasquedebespedirpermiso1

3 situaciones en las que pedir permiso

A lo largo de tu vida, cuando has dudado si hacer o no alguna cosa, seguro que alguien te habrá aconsejado que lo hagas porque “mejor pedir perdón que pedir permiso“.

Esa frase es muy útil e incluso inspiradora cuando tratamos cuestiones amorosas, ¿no te parece? Un beso robado, una caricia furtiva, una mano más larga de lo debido. Si sale bien, estupendo. Si sale mal, no te pasará nada grave (aparte de llevarte un chasco).

Pero ojo, que los negocios no son así de románticos (por mucho que pases más tiempo con tu pc que con tu pareja). Y menos en el entorno online, que todo corre como la pólvora. En este ámbito no es mejor pedir perdón que permiso, porque en muchas ocasiones el daño puede estar ya hecho.

Te dejo 3 situaciones en las que es imprescindible que pidas permiso para evitar problemas:

  1. Testimonios en tu web.- Cada vez es más común que en tu web incluyas los testimonios de tus clientes para que las personas que visiten tu web vean lo que piensan de ti, de tu trabajo o de tu formación. Es un tema interesante pero, antes de hacerlo, avisa a tu cliente de que vas a publicar su opinión y no hagas público el comentario sin que te haya dado permiso.

    ¿Por qué? Nunca sabes si esa persona tiene alguna obligación o compromiso que pueda hacer que la publicación de ese comentario le perjudique.

    Por ejemplo, si me vendes un televisor de la marca TeleFeliz y yo soy comercial de la marca TeleBonita, me perjudicará que digas que para mi casa compré un producto de la competencia de mi empresa.

  2. Tratamiento de datos.- Como verás, aprovecho cada momento que puedo para insistirte en este punto. Cuando uses los datos de otra persona, pídele permiso antes.

    ¿Por qué? Porque la protección de los datos personales de tus clientes y contactos es una de las obligaciones más importantes de tu negocio. Y esa protección incluye no hacer un mal uso de ellos.

    Por ejemplo, no le des el teléfono de un cliente un amigo tuyo, por mucho que sea para contratarle.

  3. Derechos de imagen.- Para usar la imagen o voz de otra persona debes tener su autorización por escrito. Es obligatorio. Si en tu web pones una fotografía de un cliente tuyo o la grabación de un vídeo donde se distinguen otras personas, debes tener el permiso de todos ellos.

    ¿Por qué? Pues porque la protección de la propia imagen es un derecho fundamental y no podemos dar por entendido nada, sino que necesitamos el permiso expreso de la persona cuya imagen usaremos.

    ¡OJO! En el caso de las personas jurídicas, te recomiendo que pidas también permiso expresamente para usar su logo o marca en tu web.

    Por ejemplo, si eres fotógrafo y has hecho un reportaje de una boda, debes tener la autorización de los novios para colgar las fotos en tu web. 

Puede parecerte incómodo tener que escribir a unos y otros para que te den el ok, pero vale la pena. Al fin y al cabo, sé que te gusta hacer bien las cosas. Por eso estás aquí 😉

4 comentarios

  1. Julián Hicks
    17 septiembre, 2015

    Gracias por tu anterior respuesta en los derechos ARCO.

    Con esta entrada me surge otra duda, si incluyes una imagen en tu artículo de una portada de un libro, un poster de cine, o un frame de una película,… ¿estás violando derechos de autor?

    Responder
    • adminblogada
      17 septiembre, 2015

      Hola Julián,

      Si te dan permiso o adquieres el derecho de uso de esa imagen para esa finalidad, no violas nada 🙂

      Un saludo.

      Responder
    • Julián Hicks
      18 septiembre, 2015

      Entonces, por ejemplo en tu blog ¿pides permiso para añadir esas imágenes cada vez? ¿Tienes que ponerte en contacto con la productora de la película por cada imagen que incluyes? Es que no acabo de verlo claro, no creo que nadie haga eso, ¿no?

      Responder

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *