ABC de tu empresa: Consigue la guía legal que te ayudará a ahorrar tiempo y dinero

Competenciacuándoesdesleal

Competencia, ¿cuándo es desleal?

La competencia sana es buena porque nos da vidilla y nos hace estar siempre superándonos para prosperar. Pero claro, en cuestiones de competencia entre profesionales, no todo vale.

1# Qué es la competencia desleal.-

Las acciones comerciales que tienen como objetivo vender bienes o servicios, pero que se realizan de manera deshonesta (engañando, ocultando información, etc), variando el comportamiento normal del consumidor.

Concretamente, la ley 3/91 de competencia desleal, dice que las prácticas deshonestas son las “que distorsione o pueda distorsionar de manera significativa el comportamiento económico del consumidor medio”.

Es decir, conseguir que adquiera tu producto alguien que en circunstancias normales no te compraría. Por ejemplo, venderle hamburguesas con queso a un vegano.

2# Tipos de competencia desleal.-

El comportamiento deshonesto se puede conseguir a través de una de estas actuaciones, las cuales te explico mediante ejemplos:

  1. Engaño: ya sea contando algo falso, como decir “entra en mi restaurante que el de frente usa carne de perro” u ocultando una información “mis cremas son las únicas no testadas con animales en España (pero si en Noruega)“.
  2. Confusión: “Patatas Saladas” vs “Patatas Sadalas
  3. Prácticas agresivas: “si no bebes nuestros zumos, serás el más tonto del cole
  4. Denigración: “no compres en Modas Fashion porque su dueña es muy fea“.
  5. Comparación: “nuestros pantalones vaqueros son como los Pepe Jeans pero de mejor calidad
  6. Imitación: que la empresa ‘CaoCola‘ fabrique un cacao soluble igual que ‘ColaCao‘.
  7. Explotación de la reputación ajena: poner el sello de “denominación de origen”en un alimento que no cumple los requisitos para serlo.
  8. Violación de secretos: que trabajes en una empresa y vayas a la competencia a vender información secreta, como el código fuente de su programa de gestión o la fórmula de su refresco.
  9. Inducción a la infracción: “si contratas con mi compañía y dejas de pagar las facturas de tu antigua operadora, te regalamos un smartphone
  10. Violación de normas: como utilizar un envase de material no permitido para poder vender tu producto más barato que los demás.
  11. Discriminación y dependencia económica: aprovecharse de que necesitas algo y no puedes conseguirlo de otro modo para elevar el precio escandalosamente.  
  12. Venta a pérdida: que las camisetas marca “Currito” tengan un precio de venta fijo de 32€, que realmente su coste sea de 12€, pero que tú las vendas a 8€ por el mero hecho de hacer que tu competencia no venda o quede desprestigiada.
  13. Publicidad ilícita: ya sea atentando contra la dignidad de las personas, “Usando nuestras camisetas, nadie pensará que eres gay” o engañando, como vimos al principio.

Como ves, todas estos comportamientos están pensados para ganar dinero mientras fastidias a los profesionales de tu sector.

Está claro que tú y yo nos queremos ganar la vida y ver crecer nuestro negocio (y nuestra facturación), pero piensa bien hacerlo mediante jugarretas, ya que:

  • Perderás la confianza de tus clientes.
  • Ganarás a pulso una mala reputación.
  • Te costará bastante dinero perder un pleito de estas características.

Y como siempre te digo, en caso de duda sobre lo que está permitido o no, usa el sentido común y no le hagas a tu competidor lo que tú no quieres que te haga él a ti.

¿Estás de acuerdo conmigo o piensas que todo vale?

(Enlace a imagen 1)

4 comentarios

  1. Edurne Mencia
    5 febrero, 2015

    Totalmente de acuerdo contigo. No todo debería valer, aunque desgraciadamente nos encotramos cada vez más a menudo con unas tácticas brutales que en lugar de promocionar el producto propio, tan solo buscan destrestigiar el ajeno. Gracias por el post! 🙂

    Responder
    • adminblogada
      5 febrero, 2015

      Gracias a ti por el comentario, Edurne!

      Lo bueno es que las empresas que emplean malas prácticas, acaban retratándose cara al público y perdiendo la confianza de sus clientes 😉

      Responder
  2. Patricia
    12 febrero, 2015

    Muy de acuerdo en todo esto. Lo peor de todo es que a día de hoy nos encontramos tantas y tantas veces con este tipo de "mala gestión" de negocios, marcas, etc.

    Cómo bien dices, no la hagas lo que no quieras que te hagan.

    Por cierto, ejemplos ilustrativos de diez!

    😉

    Responder
    • adminblogada
      12 febrero, 2015

      Tienes razón, nos encontramos con muy malas prácticas (en esto y en todo). El tema es que nosotros lo hagamos lo mejor posible para evitarnos problemas. Porque, a los tramposos, al final se les pilla.

      😉

      Responder

Responde a Edurne Mencia Cancelar respuesta

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *